•        

Asesoramiento en el uso de productos de apoyo

Cada vez es más común encontrar espacios adaptados y libres de barreras arquitectónicas que reducen y limitan la autonomía de las personas que padecen algún tipo de alteración a nivel funcional o de movilidad, pero para potenciar la accesibilidad del entorno es preciso proporcionar un adecuado asesoramiento de productos de apoyo (PPAA) que favorezcan la participación social  y la calidad de vida de las personas que los precisan.

En Albertia Moratalaz, el equipo rehabilitador del centro realiza una evaluación específica de cada uno de los residentes y aconseja tanto a estos (si su capacidad cognitiva lo permite) como a sus familiares del PPAA que más se ajusta a la situación y necesidades individuales de los mismos.

“Conforme a la norma UNE EN ISO 9999:2017, se entenderá como producto de apoyo cualquier producto (incluyendo dispositivos, equipo, instrumentos y software) fabricado especialmente o disponible en el mercado, utilizado por o para personas con discapacidad y destinado a facilitar la participación; proteger, apoyar, entrenar, medir o sustituir funciones/estructuras corporales y actividades; o prevenir deficiencias, limitaciones en la actividad o restricciones en la participación”

Para la adquisición de los PPAA es preciso que se haya realizado una valoración integral del usuario al que está destinado dicho producto, ya que es preciso que este aporte ergonomía, seguridad y permita su inclusión en los hábitos y rutinas del día a día.  En primer lugar, es preciso conocer el ámbito de actuación en el que dicho producto será empleado, así como dotar de gran relevancia a las capacidades cognitivas y funcionales, ya que su empleo por parte del usuario requiere de un proceso de aprendizaje y adaptación. Posteriormente, y antes de su prescripción, también es preciso conocer el entorno en el que dicho PPAA será empleado, ya que debe poder adaptarse al mismo y permitir que cumpla su funcionalidad de forma óptima.

Existe una gran variedad de tipos de PPAA en base a la funcionalidad de los mismos pero, en personas adultas que se encuentran institucionalizadas en un centro residencial sociosanitario, algunos de los más empleados son:

  • Productos involucrados en la movilidad (bastones, andadores, silla de ruedas, grúas para trasferencias, etc.,).
  • Productos involucrados en la comunicación (audífonos, teléfonos adaptados, etc.).
  • Productos empleados en el desarrollo de actividades de la vida diaria (cubiertos adaptados, vasos antiderrame, etc.)

 

En Albertia Moratalaz constituye un pilar fundamental el correcto asesoramiento y posterior entrenamiento en el uso de  PPAA, ya que desde el centro trabajan en la consecución del mayor grado de autonomía y en dotar de relevancia a las necesidades e interés individuales de cada uno de los residentes, con el fin de conseguir una calidad de vida y un bienestar emocional óptimos para los mismos.

https://sid-inico.usal.es/idocs/F8/FDO26988/Informe_claves_asesoramiento.pdf

https://www.rpdiscapacidad.gob.es/ayudas/PRL/ANEXO_IV_20221201.pdf