•        

La electroterapia: ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?

La electroterapia es una terapia física que utiliza la electricidad para tratar una variedad de afecciones, incluyendo dolor, lesiones, inflamación y debilidad muscular. Es una terapia segura y eficaz que puede ser beneficiosa para personas de todas las edades, incluidos los mayores. En los centros del Grupo Albertia esta técnica es utilizada diariamente por el fisioterapeuta del centro, para tratar diferentes dolencias y patologías de los usuarios.

Con cada usuario y, en función de sus patologías, la electroterapia debe tener unas intensidades u otras, dependiendo también de la sensibilidad de cada usuario. Del mismo modo, la duración de cada sesión también varía, dependiendo del tipo de tratamiento y del tipo de electroterapia que se aplique.

Existen diferentes tipos de electroterapia, cada uno con sus propios beneficios específicos. Los tipos de electroterapia más comunes utilizados en el centro incluyen:

  • TENS: el TENS, o electro estimulación nerviosa transcutánea, es un tipo de electroterapia que utiliza pulsos eléctricos para bloquear las señales de dolor. Es un tratamiento eficaz para el dolor muscular y articular.
  • IFC: la IFC, o interferencia muscular, es un tipo de electroterapia que utiliza pulsos eléctricos para estimular los músculos. Es un tratamiento eficaz para la debilidad muscular y para la rehabilitación de lesiones.
  • Ultrasonido: el ultrasonido es un tipo de electroterapia que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para calentar los tejidos. Es un tratamiento eficaz para la inflamación y el dolor.

 

En los usuarios del centro la electroterapia puede ofrecer una serie de beneficios, entre los que se incluyen:

  • Alivio del dolor: La electroterapia es un tratamiento eficaz para el dolor muscular y articular, tanto agudo como crónico. Puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación, y a mejorar la función y la movilidad.
  • Rehabilitación de lesiones: La electroterapia puede ayudar a acelerar la recuperación de lesiones musculares y articulares. Puede ayudar a fortalecer los músculos debilitados, a mejorar la flexibilidad y a reducir el riesgo de complicaciones.
  • Prevención de caídas: Las caídas son un problema común en personas mayores. La electroterapia puede ayudar a fortalecer los músculos y mejorar el equilibrio, lo que puede ayudar a reducir el riesgo de caídas.
  • Mejora de la calidad de vida: La electroterapia puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas mayores. Puede ayudar a reducir el dolor, mejorar la función y la movilidad, y prevenir caídas.

 

Algunos consejos para la electroterapia en mayores:

  • La electroterapia debe ser administrada por un profesional capacitado.
  • Es importante informar a su médico o fisioterapeuta sobre cualquier condición médica que tenga.
  • Deje de usar la electroterapia si experimenta cualquier dolor o malestar.