•        

Los pasos previos al ingreso de personas mayores en una residencia pueden ser incluso más significativos que el propio día del ingreso, ya que posibilita conocer de primera mano el funcionamiento del centro, a las personas que trabajan en él, así como las instalaciones, lo cual ayudará a que el ingreso y la adaptación sean más positivas.

Una vez adjudicada la plaza por parte del Instituto Aragonés de Servicios Sociales se procede a informar telefónicamente de dicha adjudicación y se programa “el preingreso”. 

Para facilitar la comunicación se procede además a enviar un mensaje personalizado, en el cual se resume la conversación telefónica y se informa sobre la documentación a aportar en el preingreso, así como nombre y teléfonos de la persona trabajadora responsable a la que acudir ese primer día.

Cómo es el preingreso de personas mayores en una residencia 

El preingreso tiene una duración aproximada de una hora y media. En él, se trata de informar de forma verbal a los usuarios, familias u otras personas del círculo de confianza, se hace entrega de un libro personalizado en el cual se explican los servicios del Centro, Profesionales que trabajan en él, la “Misión, Visión Y valores del Modelo de Atención Centrado en la Persona”, así como actividades y programas relacionados con el modelo de Atención. 

Además, se informa sobre servicios adicionales, sobre el reglamento de régimen interno, la importancia de la participación del usuario y familias en el “Plan de Atención personalizado” y el “Plan de acción y de Vida”, y se hace una breve explicación de la “APP Ágora”.

Durante este proceso, se recopila información de carácter personal, que es proporcionada al resto de profesionales a través de la “ficha de datos y datos de preingreso”. Además, se recoge información acerca de hábitos, hobbies, costumbres e intereses. De esta forma, el ingreso de los ancianos en la residencia se hace lo más completo posible. 

El Trabajador Social, además, durante la visita al centro, presenta personalmente a cada uno de los profesionales (Dirección, Médico, Enfermeros, fisioterapeutas, animador sociocultural, coordinadora de Auxiliares…), y más especialmente al que va a ser el técnico de referencia y auxiliar de referencia del usuario. En este proceso, también participa el Presidente de la Junta de Representantes. Quien enseña su habitación, se pone a su disposición y además relata su experiencia en el centro. 

Cómo tratamos a los usuarios durante el preingreso 

El lenguaje utilizado siempre es sencillo, cercano y se intenta en la mayor medida proporcionar un clima acogedor junto con el Trabajador Social. Para ello, se hace uso de la aromaterapia a una temperatura adecuada. Así como ofrecimiento de café, té o agua para proporcionar un clima agradable y favorecedor.

Se hace especial mención a la posibilidad de aportar las pertenencias personales y significativas antes del ingreso. Para que cuando se produzca la bienvenida, la persona usuaria tenga todas sus pertenencias bien identificadas, marcadas, colocadas y así hacerle sentir “como en casa”.