•        

Taller de magia y Siel Bleu regresan a Albertia Las Palmeras

En Albertia Las Palmeras ya se ha retomado el taller de magia y el entrenamiento a cargo de la Fundación Siel Bleu con los residentes.

Antes del comienzo de la pandemia provocada por la Covid-19, en la residencia de Azuqueca Albertia Las Palmeras se impartían diferentes actividades a cargo de personal externo al centro. Esas actividades se tuvieron que suspender en marzo de 2020, pero en este mes de junio se han vuelto a retomar poco a poco.

Así, ya se han retomado las sesiones del taller de magia, a cargo de Agustín Leal, y el entrenamiento en actividad física adaptada a cargo de la Fundación Siel Bleu. Estas actividades han sido muy bien acogidas por los mayores de la residencia, que han vuelto a realizarlas con mucha ilusión y mucho interés.

En el taller de magia se ha creado un grupo más reducido de residentes y en él, los residentes aprenden diferentes trucos de magia que les enseña Agustín para, después, ponerlos en práctica ellos mismos. Con esta actividad se consigue que los mayores estimulen las capacidades cognitivas, la atención, las destrezas óculo-manuales, la motricidad fina y gruesa, además de las habilidades sociales al realizar la actividad en grupo. También aumenta su autoestima y bienestar emocional cuando ven que han conseguido hacer magia.

Con la Fundación Siel Bleu, que realiza actividad física adaptada, los residentes realizan diferentes ejercicios personalizados, adaptados a sus capacidades, divertidos e interactivos. Con estos ejercicios, los mayores pueden mantener su estado físico y, también, disminuir caídas, lo que es un beneficio para ellos ya que podrán mantener su autonomía durante el máximo tiempo posible, lo cual, también les beneficia tanto en su bienestar físico como emocional.

Durante el mes de junio se irán retomando más actividades, lo cual nos emociona muchísimo ya que vemos que la actividad en la residencia se va normalizando y que los residentes van retomando todas aquellas actividades que realizaban antes de la pandemia y que tan buenos ratos les ha dado.