•        

Desde que finalizó la remodelación del jardín de la residencia Albertia Valle de la Oliva, los mayores cuentan con un huerto terapéutico en sus instalaciones. Su cuidado forma parte de las actividades del departamento de terapia ocupacional.

residencias ancianos madrid norte

Los huertos suponen para los mayores un regreso a las actividades que desarrollaron en etapas anteriores de su vida. Son muchos los que han cultivado durante varios años sus propios huertos. Otros han colaborado de forma periódica o puntual en la recogida y cuidado de huertos y cosechas de familiares, vecinos… Es por ello que el cuidado del huerto supone una actividad muy significativa a plantear para los residentes y usuarios del centro de día.

Desde el primer momento fue fácil encontrar a residentes que quisieran colaborar en la tarea. Nuestro huerto además tiene la particularidad de contar con zonas a ras de suelo y zonas elevadas, para que todos puedan acceder a él con mayor facilidad independientemente de su situación funcional.

Los primeros días se dedicaron a trasplantar los plantones de tomates, lechugas, cebollas, pimientos, pepinos y berenjenas. Situamos además carteles con los nombres de las hortalizas plantadas para facilitar la identificación de cada especie. El huerto cuenta con riego automático pero en los días de más calor los mayores han estado atentos de echar una cantidad extra de agua para prevenir que se secara.

residencias ancianos madrid norte

A medida que las plantas fueron creciendo, algunas necesitaron guías para favorecer su crecimiento sin que se rompieran las ramas y evitar que los frutos contactaran directamente con la tierra y se estropearan. Los residentes más experimentados en esta materia fueron los que nos indicaron la mejor manera de colocar estos apoyos.

Tras varios meses de vigilancia y cuidado, al fin en agosto hemos recogido las primeras cosechas. Las lechugas se recogieron lo primero y posteriormente muchos kilos de pimientos. Los tomates abundaron aunque lo cierto es que se nos estropearon debido al calor. Recogimos también varias cebollas, berenjenas y pepinos.

Los mayores están encantados con nuestro huerto, y más cuando freímos los pimientos recogidos y pudieron degustarlos. Ahora toca quitar las plantas que ya han terminado su temporada y plantar las correspondientes al otoño. ¡Seguro que no nos faltan voluntarios!

residencias ancianos madrid norte

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies