•        

Pautas de comunicación en las personas mayores

La comunicación es un aspecto fundamental en la vida de las personas mayores, ya que les permite establecer y mantener relaciones sociales, expresar sus necesidades y emociones, y participar de manera activa en la sociedad. A medida que las personas envejecen es común que se presenten dificultades en la comunicación, como problemas de audición o de memoria.

Sin embargo, es importante destacar que a través de una comunicación efectiva, las personas mayores pueden sentirse escuchadas y comprendidas, lo que contribuye a mejorar su bienestar emocional y su calidad de vida. Además, la comunicación también es esencial en el ámbito de la salud, ya que permite transmitir información relevante sobre síntomas, medicación o condiciones médicas, facilitando así la atención médica adecuada. En resumen, la comunicación juega un papel vital en la vida de las personas mayores, tanto a nivel social como en el cuidado de su salud.

Pasos para conseguir una buena comunicación

El primer paso para conseguir una buena comunicación con una persona mayor es saber que existen barreras comunicativas como: patologías como la demencia, dificultades en el lenguaje, deterioro cognitivo, deterioro de algunos sentido que dificultan la comunicación con una persona mayor.

Para tener una  comunicación efectiva con las personas mayores es necesario articular bien las palabras y direccionar la voz hacia su cara para no crear más barreras, hablar despacio, vocalizar y establecer contacto visual. Otro aspecto a tener en cuenta es el ambiente en el que establecer la comunicación, ya que el ruido es uno de los factores que más influencia tiene en el  momento de la interacción. Ajustar el volumen de la voz y no confundir articular bien con hablar muy alto. Para ello, será necesario adaptar la voz dependiendo de las necesidades individuales de cada persona y usar oraciones y preguntas claras será imprescindible para una buena comunicación.

Es importante no olvidar el papel que juega el lenguaje no verbal, la postura, el contacto, la sonrisas, ya que pueden transmitir incluso más que las palabras, mostrar afecto y tranquilidad a la persona.