•        

Baile adaptado en Albertia Mirasierra

Después de un año de confinamiento dentro de nuestra residencia de Albertia Mirasierra, en el que muchos de los residentes se han visto afectados por problemas físicos y de movilidad, qué mejor que el comienzo de la actividad “Baile Adaptado” por parte de Elena, directora de la “Escuela de Movimiento Elena Arroyo”, para prevenir el sedentarismo y la mejora de la movilidad.

Que el residente se encuentre en una silla de ruedas o que tenga problemas físicos como una hemiplejia, hemiparesia o similares, no es impedimento para que, a través de la música, se obtengan grandes resultados en cuanto a movilidad de los residentes.  Tampoco es imprescindible que existan estos tipos de problemas, ya que todos los residentes pueden beneficiarse de esta actividad.

Con este tipo de actividades, no solo se trabaja a nivel físico, sino que también se combina el trabajo con aspectos de ocio, relacionales y terapéuticos. Además, de acuerdo con la atención en función del modelo centrado en la persona, los residentes que participan pueden evocar multitud de recuerdos significativos con los que pueden despertar emociones positivas y con ello, la mejora de su bienestar emocional.

La realización de los ejercicios varía en función del deterioro de los integrantes de cada grupo, ya que, en función del aumento del mismo, las actividades se adaptan en cuanto a horarios, ejercicios y número de participantes, empleando también diferentes instrumentos musicales como castañuelas, flautas, etc.

Con lo anteriormente mencionado, podemos decir que en Albertia Mirasierra creemos en la importancia del bienestar completo de los residentes.

A modo resumen, los aspectos que se trabajan mediante el baile adaptado son:

  • Coordinación y equilibrio
  • Movilidad global
  • Fuerza y funcionalidad
  • Colaboración, participación y adherencia
  • Trabajo con grupos musculares a través de movimiento selectivos
  • Mejora de la autoestima
  • Trabajo de la memoria episódica de cada residente
  • Bienestar emocional global

 

Ha sido en este pasado mes de junio cuando se ha empezado a implantar este tipo de baile entre los residentes y de momento, ha tenido una gran acogida en los mismos. La actividad se desarrollará, de momento, dos veces al mes y se irán combinando los grupos para que la mayor parte de los residentes puedan beneficiarse de la misma.