•        

Visita de voluntarios de Adopta un Abuelo

Un grupo de voluntarios con la asociación de Adopta un Abuelo se unió para brindar apoyo emocional a los residentes de Albertia Mirasierra generando conversaciones y compartiendo experiencias enriquecedoras. Este gesto dejó huella positiva tanto en los voluntarios como en los residentes, destacando los beneficios significativos de la interacción social en el entorno residencial.

Los voluntarios se sumaron con entusiasmo a la actividad creando un ambiente cálido y estimulante para los residentes. Durante la jornada, se organizaron grupos de charlas en los que los voluntarios compartieron historias, anécdotas y pasatiempos con los residentes. Estas conversaciones no solo proporcionaron un escape emocional, sino que también fortalecieron los lazos comunitarios y generaron un sentido de pertenencia.

Durante la actividad, los residentes expresaron su gratitud por tener la oportunidad de interactuar con personas fuera de su circulo habitual, lo que impulsó un sentimiento renovado de conexión

Durante esta actividad, se observaron mejoras en el estado de ánimo de los residentes y un aumento en la participación en otras actividades recreativas. Además, los voluntarios destacaron cómo la experiencia les proporcionó una profunda sensación de satisfacción al contribuir de manera significativa a la calidad de vida de los residentes.

Los residentes elogiaron la iniciativa y expresaron su agradecimiento a los voluntarios por su dedicación y recordaron la importancia de estas interacciones sociales para el bienestar general y la vitalidad del centro.

En resumen, la actividad llevada a cabo junto al departamento de animación y psicología de Albertia Mirasierra no solo reforzó los lazos entre los residentes y voluntarios.