•        

La Terapia de Validación se engloba dentro de las Terapias No Farmacológicas como herramienta terapéutica en las residencias de mayores.

Es frecuente que familiares de pacientes con un grado de deterioro cognitivo avanzado, se pregunten si se puede hacer algún tipo de actividad con estos pacientes. Los prejuicios y estereotipos hacia personas mayores con este grado de deterioro, hacen pensar que no existe una intervención dedicada exclusivamente a este colectivo.  La terapia de validación nos indica que se puede hacer mucho más.

Se trata de una herramienta englobada en las TNF (terapias no farmacológicas). Está orientada al residente/usuario diagnosticado con un grado de deterioro cognitivo severo. Es una combinación de distintas técnicas (reminiscencia, orientación, tacto, etc.) con el fin de empatizar de forma afectiva con el residente. Una manera eficaz para comunicarse con personas con demencia. La empatía aumenta la confianza, reduce la ansiedad y restaura la dignidad de la persona.

Terapia de Validación

Esta terapia fue desarrollada por Naomi Feil (entre 1963 y 1980), como consecuencia de su insatisfacción con los métodos de trabajo con personas mayores desorientadas. Se basa en la aceptación de la realidad y la experiencia personal de cada persona. La base del enfoque de la terapia de validación se centra en la persona:

  • Todas las personas son únicas y deben ser tratadas como individuos.
  • Toda persona es valiosa independientemente de su grado de desorientación.
  • Hay motivos, no visibles claramente, detrás de la conducta de los mayores desorientados.
  • La conducta en la vejez no es solo en función  de los cambios  anatómicos cerebrales, sino también una combinación de cambios físicos, sociales y psicológicos.
  • Los mayores no pueden ser obligados a cambiar sus conductas, solo si la persona desea cambiarla.
  • Los mayores deben ser aceptados sin críticas.
  • Cuando falla la memoria reciente, los mayores tratan de restaurar el equilibrio  de sus vidas al recuperar los recuerdos más antiguos.
  • Los sentimientos  dolorosos disminuyen si se expresan, se reconocen y se validan  por un oyente. Así como los sentimientos dolorosos que se ignoran o reprimen adquieren fuerza.

Terapia de Validación en la residencia de mayores Albertia Moratalaz

Desde el Servicio de psicología de la residencia Albertia Moratalaz, este tipo de terapia sigue una estructura grupal. Se trabaja con un grupo de usuarios de centro de día, que presentan un grado de deterioro avanzado (GDS 5-6). Desde el inicio de la aplicación de la terapia de Validación, se están obteniendo muy buenos resultados. Se evidencia reducción de los episodios de agitación psicomotriz y la ansiedad. Además, ha favorecido la adaptación al entorno, así como la mejora en la comunicación y contacto interpersonal.

El objetivo de la aplicación de esta terapia es la mejora de la calidad de vida del residente, desarrollando una relación empática mediante la comunicación verbal y no verbal, tratando de comprender por qué la persona con demencia se encuentra desorientada. Oo por qué motivo, la persona realiza una serie de conductas socialmente inapropiadas. Es decir,  consiste en aceptar la expresión de los sentimientos de la persona tal y como es, sin juzgarlos. Se puede usar como una actividad terapéutica estructurada en un contexto grupal o de manera individual facilitando la comunicación verbal y no verbal.

Albertia Servicios Sociosanitarios terapia validación Albertia Servicios Sociosanitarios terapia validación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies