•        

Desde las residencias para mayores del grupo Albertia, se organizan salidas con el objetivo principal de mantener el contacto con la comunidad.

Concretamente, desde la residencia para mayores Albertia Valle de la Oliva, se esfuerzan en realizar salidas al exterior del interés de los mayores. De este modo, residentes y usuarios de centro de día salen de la rutina habitual del centro. Además, se obtienen numerosos beneficios como son la orientación temporo-espacial,  y aumento debienestar anímico y relaciones sociales, entre otras.

El viernes 7 de septiembre con motivo de las fiestas patronales de Majadahonda en honor al Santísimo Cristo de los Remedios, un grupo de mayores visitó el Mercado Merdieval. Situado en la Calle Gran Vía del municipio, fue denominado como “Mercado del Siglo de Oro Español”. En dicho mercado había 100 artesanos de venta (pendientes, pulseras, collares, juguetes infantiles…). Además había 40 artesanos de alimentación y restauración: dulces, quesos, carnes a la brasa, embutidos, frutos secos… Y otros tantos talleres demostrativos de exhibición de antiguos oficios, algunos ya muy difíciles de encontrar en la época actual. Además no faltaban las actuaciones musicales, teatrales y pasacalles.

Con la visita al Mercado, los mayores rememoraron algunos oficios, que hoy en día casi ni existen o ya no son tan comunes como antes. Por ejemplo:

– El alfombrero, que realizaba tejidos de lana y algodón para cubrir el suelo de las frías habitaciones

– El barquillero, que fabricaba barquillos con una harina especial y los vendía

– La bolillera o tejedora de bolillos

– El cestero, que fabricaba cestos a base de cañas

– El especlero, que vendía especies para condimentar las comidas

– El jabonero, que elaboraban y vendían jabones

– Y el orfebre, que confeccionaba objetos y piezas artísticas de oro o plata, a veces con aplicaciones de piedras preciosas

Reencuentro con amigos en el Mercado del Siglo de Oro Español

Varios de los mayores que acudieron al Mercado son vecinos de Majadahonda. Durante el paseo, se encontraron con amigos que hacía tiempo que no veían, ni sabían nada los unos de los otros. Les resultó muy gratificante, explicando a los compañeros quiénes eran y de qué se conocían.

Con este tipo de actividades, quienes viven en las residencias para mayores, abandonan la monotonía. Aunque mantener la rutina es importante, ya que aporta seguridad, orientación y organización del tiempo, también es beneficioso romperla de vez en cuando. Las salidas a la comunidad ayudan a mantener el cerebro activo y aportan nuevas experiencias.

albertia valle de la oliva residencias de mayores majadahonda fiestas albertia valle de la oliva residencias de mayores majadahonda fiestas albertia valle de la oliva residencias de mayores majadahonda fiestas albertia valle de la oliva residencias de mayores majadahonda fiestas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies