•        

Protocolo y requisitos de ingreso

En la residencia Albertia Puertollano se siguen una serie de requisitos para el nuevo ingreso de una persona. Es importante que se establezca una acogida abierta, cálida y profesional del mayor y de la persona que lo acompaña.

Es fundamental cuidar este primer contacto para conseguir una buena integración del residente, favoreciendo así, una rápida y enriquecedora integración de la persona en la residencia

A la llegada del residente éste es atendido por varios profesionales como el coordinador del centro y la trabajadora social.

Cuando llega el nuevo residente con los familiares, el personal de recepción lo pondrá en conocimiento de la trabajadora social quien les dará la bienvenida. Asimismo realizará una primera entrevista y recogerá los informes médicos aportados, dando suma importancia a establecer una comunicación fluida, donde puedan expresar lo que sienten en ese momento y los motivos que los han llevado a buscar el recurso asistencial.

Todo el personal de la residencia estará implicado en el proceso de adaptación del nuevo residente dirigiendo todas sus actuaciones a la integración del mismo en su nuevo entorno cumpliendo así el principal objetivo que es la adaptación y socialización del nuevo miembro de la residencia y la fidelización del residente y su familia a los tratamientos planteados para lograr la recuperación de la funcionalidad o adaptación a la nueva situación.

Su recuperación es motivo de satisfacción para todo el equipo y se convierte en la mayor motivación a nivel profesional que puede existir, generándose un ambiente positivo al ser concebido como resultado de un trabajo en equipo

Recientemente varios residentes y sus familias han finalizado su estancia en el centro y han querido dar las gracias por el acompañamiento recibido en este proceso de recuperación.