•        

En la residencia de personas mayores Albertia Las Palmeras, se ha creado el “Plan de Adaptación”,  trabajo de todo el equipo interdisciplinar.

Es indudable que cuando una personas mayor ingresa en una residencia, necesita un periodo de adaptación a la nueva situación. También sus familiares tienen que adaptarse. Bajo esta premisa, en la residencia de mayores Albertia Las Palmeras, se creó el “Plan de Adaptación”, en el que interviene el equipo interdisciplinar. Tiene inicialmente duración de un mes. El objetivo principal es favorecer la adaptación al centro tanto del residente como de la familia.

adaptación a la residencia

Con la información centralizada en la figura de Trabajo Social, las familias pueden dirigirse a dicho departamento para solicitar apoyo y orientación. Esto se torna muy necesario tras tomar la importante decisión de traer a su familiar a nuestra residencia. Como es normal, lo desconocido en muchos casos provoca miedos y dudas.

El Plan de Adaptación se lleva a cabo con cada uno de los nuevos residentes. Por un lado, la familia aporta a la residencia información acerca del mayor y su entorno. Una información completa en cuanto a relaciones familiares, situación económica, gustos e intereses, etc… Por otro lado, en los primeros días de estancia, los diferentes departamentos (dirección, médico, enfermería, fisioterapia y terapia ocupacional) realizan una valoración geriátrica integral del residente. De este modo, detectan necesidades y plantean objetivos y plan de tratamiento. También se deciden los horarios en que se llevarán a cabo dichos tratamientos. Toda esta información es transmitida a la familia por el departamento de Trabajo Social.

Durante este primer mes, se comenta con la familia cada detalles del día a día del residente, en especial si hay sospecha de un mal proceso de adaptación. En algunos casos, por ejemplo, el residente no quiere participar del tratamiento ofrecido. Entonces, se busca apoyo de los familiares, para que favorezcan la participación del residente.

Transcurrido el primer mes de estancia, se mantiene reunión formal con la familia. Es enta reunión, de forma consensuada, se decide si se da de alta al residente en el Plan de Adaptación. Puede ocurrir que se determine que el residente no se ha adaptado totalmente al centro. En estos casos, se le mantiene en el Plan de Adaptación, con revisiones mensuales de la situación.

Este Plan de Adaptación aporta como beneficio principal la tranquilidad que las familias obtienen con esta forma de hacer. Y ello influye directamente en nuestros mayores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies