•        

Importancia de la prevención y el cuidado de las úlceras por presión

La formación es una de las líneas transversales que permiten garantizar los mejores cuidados y mejorar la calidad de vida de las mayores. Por este motivo, Grupo Albertia potencia la formación y el desarrollo de sus profesionales para poder dar una visión alternativa y diferente a los cuidados. En esta ocasión, se llevó a cabo una formación en Albertia Moratalaz destinada a trabajar la prevención y la curación de las úlceras por presión.

¿Qué son las úlceras por presión?

Las úlceras por presión son un síndrome geriátrico que puede ser prevalente en personas mayores y además dependientes. Dichas lesiones se producen por una presión continuada sobre una zona concreta de la piel, lo que provoca que el tejido se aplaste y dificulten la correcta circulación de la sangre, provocando así la muerte de las células de dichos tejidos.

Consecuencias

Si no se actúa de manera inmediata, las lesiones pueden llegar no sólo a afectar a la piel, sino también a los tejidos situados bajo la misma, músculos y otros tejidos.

Factores de riesgo

Son factores de riesgo: la estancia prolongada en cama, la falta de movilidad, las alteraciones en la circulación sanguina, la mala higiene, la desnutrición, deshidratación, etc.

Por ello desde Albertia Moratalaz se realiza una exhaustiva labor de formación a los equipos para trabajar la prevención.

En un primer momento, tras el ingreso de un residente al centro, se realiza una valoración geriátrica integral que permite detectar úlceras procedentes del hospital o de otros ámbitos, y además, permite establecer el riesgo que pueda tener el residente de padecer dicha afección.

A través de una sería de escalas NORTON, que miden directamente el riesgo de úlcera o el MNA e indica el estado nutricional del residente, da una visión global de qué medidas preventivas se pueden llevar a cabo.

Dentro de estas medidas preventivas está la supervisión directa del residente, los cambios posturales pautados en cama, los cambios posturales establecidos durante el día (cambio silla ruedas, sillón, sillón relax) los colchones de regulación de aire a presión, los cojines anti escaras, las cuñas posturales, entre otros.

Todas estas ayudas técnicas, la formación y concienciación del personal hacen posible la prevención

Por otra parte, una vez que una úlcera se detecta es muy importante iniciar el tratamiento médico y de enfermería correcto que permita la resolución de la úlcera en el menos tiempo posible.

Es por ello que el personal de enfermería realiza exhaustivas formaciones para poder aplicar los métodos de curas más indicados para cada tipo de úlcera y residente. Además de esto, la supervisión por parte de la Responsable Asistencial garantiza un seguimiento diario del estado de la lesión para poder valorar, en cada caso y situación, las mejores técnicas de cura que sean precisas.

Objetivos asistenciales

Uno de los objetivos asistenciales establecidos para el 2022 en la Residencia Albertia Moratalaz es tener como máximo un 5% de residentes con úlcera activa.