•        

Festejamos Hallowen en la Residencia de mayores San Sebastián de los Reyes, con un taller de manualidades.

Tradicionalmente en España, el “puente de Todos los Santos” siempre ha comprendido los días 1 y 2 de noviembre como el Día de Todos los Santos y Día de Difuntos, respectivamente. En estas fechas era de rigor visitar los cementerios y comer los típicos huesos de santo y buñuelos de viento.

Sin embargo, durante estos últimos años, la noche del 31 de octubre, brujas y fantasmas han empezado a inundar nuestras calles y tiendas. Así, Halloween se ha convertido en otro día más del puente. Aunque a nuestros mayores al principio les extrañase (y haya gustos para todos), con el paso del tiempo les va interesando más y le han terminado por encontrar un sentido más simpático.

Por eso, en la Residencia y Centro de Día de San Sebastián de los Reyes, gestionada por Albertia, quisimos celebrarla y realizamos unos simpáticos monstruitos para hacer honor a esta nueva fiesta.

Para ello, aprendimos una nueva técnica para hacer pompones con lana. Usando tenedores y desechando la manera tradicional con los cartones, enrollamos las hebras de lana alrededor de los dientes del tenedor. Una vez terminado, introducimos otra de las hebras entre las púas del tenedor. Hacemos un nudo bien fuerte. Recortamos los laterales y finalmente le damos forma para que quede bien redondito. Le ponemos unos ojos monstruosos (dos, o tres, o uno…). Y… ¡Voilà! Conseguimos unos graciosos monstruitos que nos van a acompañar durante todo el día y protegernos de brujas y vampiros.

En el taller de manualidades trabajamos capacidades como la concentración, las destrezas manipulativas y el trabajo en equipo

 

Las manualidades son una buena opción para trabajar de forma lúdica las destrezas y habilidades manipulativas. Además, fomentamos el mantenimiento de capacidades cognitivas como atención, concentración y capacidad para seguir instrucciones. También se propicia el trabajo en equipo y las relaciones entre residentes. Este hecho tuvo especial importancia en la realización de esta actividad. Se ayudaron unos a otros en la ejecución y se dieron ideas y consejos para su decoración.

Un taller ameno que enmarcó Halloween de una forma diferente. Aunque lo pasaron bastante bien haciéndolo y les gustó el resultado, no se les iba de la cabeza: ¡El deseo de comer los buñuelos que les esperaban al día siguiente!

      min-pompones           residencia de mayores halloween

residencia de mayores halloween residencia de mayores halloween

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies