•        

En el Día Mundial del Párkinson, mayores, familias y trabajadores de las residencias del grupo Albertia, han participado en un vídeo de apoyo a la campaña #empeñadosporelpárkinson.

El 11 de abril se celebra el Día Mundial del Párkinson, para concienciar a la sociedad de la necesidad de investigar para mejorar los procesos de prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. El lema para este año 2017 es #empeñadosporelPárkinson, en homenaje a los profesionales que luchan día a día para encontrar la cura.

Para apoyar la campaña, las residencias de mayores del grupo Albertia, han elaborado el vídeo que podéis ver a continuación. En él han participado mayores que padecen la enfermedad, familiares de afectados y profesionales de las residencias que día a día trabajan por la calidad de vida de nuestros mayores.

El Párkinson es una enfermedad degenerativa que se produce por la muerte de neuronas de la sustancia negra. Estas neuronas son las encargadas de producir dopamina, neurotransmisor que tiene como función principal el correcto control de los movimientos. Si el nivel de dopamina en el cuerpo es muy bajo, se altera la información en el circuito de los ganglios basales. Esto se traduce en síntomas como rigidez, temblor, lentitud de movimientos e inestabilidad postural. Frecuentemente, aparecen “síntomas premotores” como la reducción del olfato y trastorno conductuales en el sueño REM.

Hohen y Yhar establecieron 5 estadíos de progresión de la enfermedad de Parkinson.

  • Estadío 1: Síntomas leves, afectan solo a una mitad del cuerpo.
  • Estadío 2: Síntomas ya bilaterales, sin trastorno del equilibrio.
  • Estadío 3: Inestabilidad postural, síntomas notables, pero el paciente es físicamente independiente.
  • Estadío 4: Incapacidad grave, aunque el paciente aún puede llegar a andar o estar de pie sin ayuda.
  • Estadío 5: Necesita ayuda para todo. Pasa el tiempo sentado o en la cama.

Se trata de una enfermedad crónica con evolución lenta, dónde cada paciente se ve afectado de un modo diferente. Con medicación antiparkinsoniana adecuada y terapias no farmacológicas, la calidad de vida puede ser satisfactoria durante muchos años. A día de hoy, se desconoce la causa de la enfermedad de Parkinson, por lo que también se desconocen métodos preventivos. Por ello se dice que es una enfermedad crónica e incurable.

El equipo humano del grupo Albertia desea que más pronto que tarde se pueda eliminar el apellido “incurable” a esta enfermedad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies