•        

El conjunto de estereotipos discriminatorios asociados a la edad se conoce con el término inglés ageism. En España se ha traducido como edadismo.

Es un hecho conocido que la población mundial envejece, como consecuencia del aumento de la esperanza de vida y el descenso de la tasa de natalidad, además de la considerable reducción de la mortalidad infantil. Se estima que, en 2050, la población mayor de 80 años alcanzará el 19% de la población total.

Se puede considerar el envejecimiento como un proceso que comienza relativamente pronto y que se extiende a lo largo del ciclo vital. Es un fenómeno multidimensional y multidireccional,con trayectorias positivas y negativas, estimando el envejecimiento como un balance de ganancias y pérdidas.

Según la definición que se recoge en la RAE, un estereotipo consiste en una “imagen estructurada y aceptada por la mayoría de las personas como representativa de un determinado colectivo”. Esta imagen se forma a partir de una concepción estática sobre las características generalizadas de los miembros de esa comunidad, de una forma exagerada y simplificada. Dicha representación mental es poco detallada y suele enfocarse en supuestos defectos del grupo en cuestión. Se construyen a partir de prejuicios, no expuestos a la experimentación. Por lo tanto, la mayoría de las veces ni siquiera son fieles a la identidad del grupo al que se encuentran ligados.

El estereotipo se asocia a una simplificación sobre comunidades o conjuntos de personas que comparten características fácilmente identificables.

En sus orígenes, el término hacía referencia a la impresión obtenida a partir de un molde construido con plomo. Con el paso del tiempo, su aplicación se volvió metafórica y comenzó a utilizarse para nombrar a un conjunto de creencias fijas que un grupo tiene sobre otro.

El conjunto de estereotipos discriminatorios asociados a la edad se conoce con el término inglés ageism. Acuñado en 1968 por el gerontólogo y psiquiatra Robert Butler, se refería a la discriminación contra las personas mayores y basándose en los términos sexismo y racismo. Se ha sido traducido al español por la Comisión Europea como “edaísmo” y por Salvarezza como “viejismo”. Otros hablan de gerontofobia o edadismo. Todos ellos hacen alusión a la estereotipificación y discriminación hacia personas o colectivos por motivo de edad.

Elderspeak: edadismo en la comunicación en residencias de mayores

Los estereotipos hacia las personas mayores ofrecen una imagen social y cultural muy distorsionada de este grupo de edad. Esto deriva en la eliminación de sus más básicos derechos y en la justificación y uso de malas prácticas.

La forma en que nos comunicamos tiene una repercusión importante en el comportamiento y los sentimientos de la otra persona.

El concepto de elderspeak, o lenguaje para viejos, es una práctica de edadismo habitual hacia las personas mayores en el ámbito de las residencias geriátricas. Este concepto, acuñado por Chester Pierce, es una forma de comunicación que consiste en adaptar el estilo de habla al dirigirse a las personas mayores como si fueran niños. Se trata de una actitud paternalista. Se basa en estereotipos tales como: no oyen bien, no entienden, tienen pérdida de memoria o “chochean”.

Este estilo de habla hacia los adultos mayores se caracteriza por utilizar la simplificación y los diminutivos, la superficialidad en las conversaciones, un tono elevado e infantilizado oel uso de estrategias de aclaración. En algunos casos, control o desaprobación de los mensajes que emite la persona mayor mediante comunicación verbal o gestual, como si la persona estuviese aprendiendo a hablar o fuera un niño.

En el ámbito residencial, los adultos más jóvenes utilizan estructuras más sencillas y un tono condescendiente al proporcionar instrucciones para personas mayores que si lo hicieran al comunicarse con personas de su misma edad. Suelen usar, además, adaptaciones en su comunicación con las personas mayores que se identifican con los estereotipos con respecto a las competencias del colectivo senior. Esta manera de comunicarse adopta la forma de habla a niños en las personas que trabajan en centros geriátricos.

Este tipo de lenguaje condiciona la forma de actuar y pensar de las personas mayores, sintiéndose con menos autoestima, más dependientes y menos capaces.

Este tipo de lenguaje rebaja la motivación y confianza en sus propias capacidades. Así, hace que reduzcan la participación en actividades y sientan una pérdida de control. Y es que la infantilización del lenguaje, en realidad, desposee de los derechos inherentes a una persona adulta y un fácil manejo o manipulación de las personas mayores.

“Yo no quiero que me traten de usted ni tener prioridad ante personas de otras edades. Simplemente quiero que me traten como persona adulta que soy, con un trato adecuado y cordial.” Seguramente esto es lo que piensan las personas mayores cuando les llaman abuelos, aunque no lo digan. Utiliza la empatía, ponte en el lugar del otro, y trátale como te gustaría ser tratado. Son personas, adultas, que merecen un trato adecuado y digno.

Para atajar el problema, algunas de las pautas a seguir son:

– Cuidar el lenguaje. Háblales como le hablarías a cualquiera.

– Reconocer su capacidad de autodeterminación. Ten en cuenta que tienen voz y voto, capacidad para pensar, decidir y opinar sobre cualquier cosa. Y más, sobre todo, si el tema tiene que ver con ellos mismos. No lo olvides, son adultos.

– Hacerles partícipes. Favorece su participación en todas las esferas sociales. Acepta que pueden decidir qué actividades le interesan e implicarse en ellas. Escucha lo que tienen que decir.

Campañas que promueven el envejecimiento activo y la retirada de los estereotipos

Para la OMS, el fin del edadismo en el ámbito residencial pasa por la creación de equipos intergeneracionales y la organización de campañas para cuestionar los mitos y los estereotipos erróneos que dificultan la capacidad de participación de las personas mayores. Actualmente, varias son las campañas contra el edadismo que se mueven por las redes sociales:

– Campaña #StopEdadismo. Promovida por la Asociación Proyecto Los Argonautas, hace frente al edadismo y al paternalismo a través de actividades que promuevan la solidaridad y enriquecimiento entre generaciones, entre otras acciones.

– Campaña MicroEdadismos. Promovida por QMayor Magazine, se trata de un nuevo espacio en su web en el que se denuncia la discriminación cotidiana por la edad.

– Campaña #nocaduco. Hace una llamada contra la discriminación por edad realizada por mYmO (asociación sin ánimo de lucro que trabaja para la Innovación Intergeneracional). Se dio a conocer el 29 de Abril de 2018, Día Europeo de la Solidaridad entre Generaciones.

2 Comentarios

  1. Buen día, escribo desde México, tengo algunas dudas, referente al tema, en diversa bibliografía se manejan los términos de viejismo y edadismo como sinónimos;a su vez también se desarrollan por la traducción correspondiente a la región, mi pregunta es ¿podemos utilizar de manera indiscriminada ambos términos? o sí existen diferencias contrastantes entre ambos términos

  2. Hola Miguel, se utilizan ambos términos indistintamente. Derivan del término anglosajón ageism, y en cada país se traduce de un modo. La primera traducción al castellano la realizó el argentino Salvarezza, que lo llamó viejismo. El término “oficial” actual de la Comisión Europea de traducción al castellano es “edaísmo”, pero se suele utilizar edadismo.

Comentarios cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies