•        

Cuidados especializados para personas con demencia

En este artículo queremos mostrar los principales cuidados especializados para personas con demencia. Es un síndrome que provoca el deterioro de las funciones cognitivas como la memoria, el pensamiento, el lenguaje y la capacidad de juicio, viéndose afectados, por tanto, el comportamiento y las habilidades sociales de quien la sufre. Se trata de una enfermedad progresiva que puede afectar a personas de todas las edades, sin embargo, lo más común es que ésta se represente en personas mayores de 65 años pudiendo causar, con el tiempo, una discapacidad significativa.

Esta enfermedad no solo afecta a quien la padece directamente, sino que también puede tener un impacto significativo en la vida de sus familiares y cuidadores.

Existen varios tipos de demencia, cada uno con sus propias causas, síntomas y tratamientos. Los tipos más comunes son:

  • Enfermedad de Alzheimer

Es la causa más común de demencia, representando alrededor del 60% de todos los casos. Se caracteriza por la acumulación de proteínas anormales en el cerebro, las cuales dañan las neuronas y provocan la pérdida de la función cognitiva.

  • Demencia vascular

Es causada por daño en los vasos sanguíneos del cerebro. Este daño puede deberse a un accidente cerebrovascular, una enfermedad cardíaca u otras afecciones que afectan el flujo sanguíneo del cerebro. Los síntomas de la demencia vascular pueden variar según la ubicación y la gravedad del daño cerebral.

  • Demencia con cuerpos de Lewy

Este tipo de demencia se caracteriza por la acumulación de cuerpos de Lewy en el cerebro. Estos, son depósitos de proteínas que pueden interferir con la función de las neuronas. Los síntomas pueden incluir alucinaciones, parkinsonismo y fluctuaciones en el estado mental.

  • Demencia frontotemporal

Se caracteriza por el deterioro de las áreas frontales y temporales del cerebro, las cuales son las responsables de funciones como el pensamiento, el juicio, el lenguaje y la personalidad. Los síntomas pueden incluir cambios en la personalidad, problemas con el lenguaje y la pérdida de la capacidad de tomar decisiones.

  • Demencia mixta

Esta patología es una combinación de dos o más tipos de demencia. Por ejemplo, una persona puede tener la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular. Los síntomas de la demencia mixta pueden ser similares a los de cualquiera de los tipos de demencia que la componen.

No existe cura para la demencia, a medida que ésta avanza, las personas pueden necesitar cuidados especializados para ayudarles a mantener su seguridad y bienestar, pero existen tratamientos que pueden ayudar a retrasar su progresión y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas.

Cuando una persona es diagnosticada con esta enfermedad, y sus capacidades se van viendo afectadas, es necesario que reciba unos cuidados especializados diseñados para proporcionarle la atención que necesita y que pueda vivir de forma segura y cómoda.

Estos cuidados especializados pueden ser proporcionados en el hogar, en un centro de atención diurna o en un centro residencial especializado:

  • Cuidados en el hogar

Los cuidados en el hogar son la opción preferida de muchas personas con demencia y sus familias. Estos cuidados pueden ser proporcionados por un familiar, un amigo o un cuidador profesional.

Los cuidadores en el hogar deben estar capacitados para proporcionar atención y apoyo a las personas con demencia. Deben saber cómo ayudar a las personas a realizar las actividades de la vida diaria, como bañarse, vestirse, comer y tomar medicamentos. También deben saber cómo manejar los cambios de comportamiento y la agitación que pueden ser comunes en las personas con demencia.

  • Cuidados en un centro de atención diurna

Los centros de atención diurna ofrecen un lugar seguro y estructurado para que las personas con demencia pasen el día. En estos centros, las personas pueden recibir atención y apoyo de profesionales, como enfermeras, terapeutas y trabajadores sociales.

Los centros de atención diurna pueden ofrecer una variedad de servicios, como:

  • Ayuda con las actividades de la vida diaria
  • Terapia física, ocupacional y del lenguaje
  • Actividades sociales y recreativas
  • Cuidados en un centro residencial especializado.

Este tipo de centros o residencias, ofrecen un entorno de vida permanente para las personas con demencia que necesitan un nivel de atención más alto. En estos centros, las personas reciben atención y apoyo 24 horas al día, 7 días a la semana. Están formadas por un equipo especializado, cuentan con instalaciones adaptadas a las necesidades del enfermo, con tecnología avanzada y un trato individualizado.

Los centros residenciales pueden ofrecer una variedad de servicios, como:

  • Ayuda con las actividades de la vida diaria
  • Monitoreo médico y de enfermería
  • Terapia física, ocupacional y del lenguaje
  • Actividades sociales y recreativas

Elegir un tipo de recurso u otro dependerá de las posibilidades de cada familia y de cómo puedan afrontar la gravedad de la enfermedad, ya que a medida que ésta vaya avanzando, será mucho más difícil el poder cuidar de estas personas en un domicilio. Por más énfasis y cariño que se ponga en el cuidado de un familiar afectado por una demencia, no será suficiente para poder satisfacer todas las necesidades que se van a presentar, motivo por el que antes o después, se hace necesario recurrir a los centros y la ayuda especializada.

Elección de cuidados

La elección de los cuidados especializados depende de una variedad de factores, como la gravedad de la demencia, las necesidades de la persona y las preferencias de la familia.

Es importante hablar con un médico o un especialista en demencia para obtener asesoramiento sobre las opciones de cuidados disponibles. También es importante considerar las opiniones de la persona con demencia, si es posible.

Existen variedad de recursos disponibles para ayudar a las personas a encontrar cuidados especializados para personas con demencia. Es posible pedir ayuda a:

  • El médico o especialista en demencia de la persona.
  • Los servicios sociales.
  • La Asociación de Familiares de Alzheimer.
  • La Asociación de Cuidadores.

 

Es por ello que, en los Centros del Grupo Albertia nos proponemos ofrecer un cuidado integral de las personas con demencia.

Para ello, en todos sus centros, tanto de estancias diurna como residenciales, se cuenta con personal formado y especializado en el trato a personas con este tipo de patologías, prestando un trato individualizado acorde a las necesidades y limitaciones de cada usuario.

Sus instalaciones se han concebido para crear un entorno seguro y estimulante, en el que maximizar la seguridad y el confort de los residentes con demencia.

Se diseñan y realizan actividades y programas para personas con estas u otras patologías, que afectan a la autonomía y las capacidades. Intentando que ésta sea conservada tanto tiempo como sea posible, fomentando la participación y manteniendo al usuario activo, tanto física como cognitivamente.

Se crean actividades basadas en los gustos, intereses y preferencias de las personas usuarias, para que estén motivados, disfruten realizándolas y les resulten significativas.

Se crean estancias en las que favorecer la comunicación y la relación entre los propios residentes, tratando siempre de respetar su dignidad e individualidad.

Además, se cuenta con personal de atención médica especializada y planes de cuidado individualizados para cada caso, y con programas de apoyo a familiares y cuidadores, en los que resolver cualquier duda que les pueda surgir.

Bibliografía utilizada en internet

  • gov (Consejos para los cuidadores y las familias de personas con demencia)
  • Acpgerontologia (Cuidados y apoyo a personas con demencia: nuevo escenario)